Octavio Sesma del Val

Permisos Penitenciarios

Los Permisos Penitenciarios: Consigue tu primer permiso

Al evaluar solicitudes de permisos, ya sean ordinarios o extraordinarios, se examinarán los requisitos objetivos necesarios, se considerarán las circunstancias individuales y se establecerán las condiciones y controles pertinentes.

Además, se contemplan salidas programadas cuya duración generalmente no excede de dos días, orientadas a llevar a cabo actividades específicas como deportivas, culturales o participación en programas educativos.

Es importante destacar que la finalidad de los permisos penitenciarios reside en la preparación del recluso para su eventual reinserción en la sociedad. En este despacho subrayamos la importancia de distinguir entre permisos ordinarios, extraordinarios y otras salidas.

PERMISO ORDINARIO

Para obtener un permiso ordinario, es necesario cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 154 del Reglamento Penitenciario.

Se pueden conceder permisos de salida ordinarios, de hasta siete días de duración, previa evaluación del Equipo Técnico, como parte de la preparación para la vida en libertad. Estos permisos pueden alcanzar un total de treinta y seis o cuarenta y ocho días al año para condenados clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente. Esta concesión está sujeta a la condición de haber cumplido al menos la cuarta parte de la condena y mantener un comportamiento adecuado.

Los límites anuales de treinta y seis y cuarenta y ocho días se distribuirán, por lo general, en los dos semestres naturales del año, permitiendo hasta dieciocho y veinticuatro días en cada uno, respectivamente. No se computarán dentro de estos límites las salidas de fin de semana correspondientes al régimen abierto, las salidas programadas según lo dispuesto en el artículo 114 del reglamento, ni los permisos extraordinarios regulados en el artículo siguiente.

Solicite su 1ª consulta GRATIS

PERMISO EXTRAORDINARIO Y SU DURACION

  • REQUISITOS

Están contemplados en el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, y su autorización responde principalmente a razones de índole humanitaria.

Específicamente, se otorgarán permisos de salida extraordinarios, con las medidas de seguridad pertinentes en caso necesario, en situaciones como:

  • El fallecimiento o enfermedad grave de padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas estrechamente vinculadas con los internos.
  • Supuesto de alumbramiento de la esposa o de la persona con la que el recluso mantenga una relación afectiva similar,
  • Motivos importantes y verificables de naturaleza análoga, a menos que existan circunstancias excepcionales que lo impidan.
  • DURACION

La duración de cada permiso extraordinario estará determinada por su propósito y no podrá exceder del límite establecido para los permisos ordinarios. Cuando se trate de internos clasificados en primer grado, será necesario contar con la autorización expresa del juez de vigilancia.

En este contexto, se podrán otorgar permisos extraordinarios de salida, con las medidas de seguridad correspondientes cuando sea necesario, de hasta doce horas de duración para consultas ambulatorias fuera del ámbito penitenciario, en el caso de penados clasificados en segundo o tercer grado. También se podrán conceder permisos extraordinarios de hasta dos días cuando deban ingresar en un hospital fuera del entorno penitenciario.

En este último escenario, si el interno necesitara permanecer hospitalizado por más de dos días, la extensión del permiso por el tiempo requerido deberá contar con la autorización del juez de vigilancia para penados clasificados en segundo grado o del Centro Directivo para aquellos clasificados en tercer grado.

El informe preceptivo del Equipo Técnico será desfavorable en casos donde la peculiar trayectoria delictiva, la personalidad anómala del interno o la existencia de variables cualitativas desfavorables hagan probable el quebrantamiento de la condena, la comisión de nuevos delitos o tengan un impacto negativo en la preparación del interno para la vida en libertad o en su programa individualizado de tratamiento.

El Equipo Técnico establecerá, en su informe, las condiciones y controles que deban observarse, si es necesario, durante el disfrute del permiso de salida, cuyo cumplimiento se evaluará para la concesión de nuevos permisos.

La concesión de un permiso extraordinario no excluye la posibilidad de conceder permisos ordinarios a los internos clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento.

CONTACTE CON NOSOTROS

Si se encuentra ante un permiso penitenciario, es recomendable que cuente con los servicios de un abogado penalista a la mayor brevedad que le ayude durante todo el proceso.

En el despacho de Octavio Sesma del Val somos expertos en Derecho Penal y nuestro principal objetivo es buscar en todo momento la mejor solución para nuestros clientes.

Envianos tu consulta

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

Llámenos
O

Pide una consulta GRATIS y sin compromiso

Abrir chat
Escanea el código
Octavio Sesma del Val
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?